Sent on by
Kathy Arguello
Send Your Own Message

Querido mañana,

Hola. Mi nombre es Kathy Arguello, soy de Zitácuaro, Michoacán, México.

Es muy grave lo que le está pasando hoy en día a nuestro planeta, a nuestra casa, nuestro hogar. Es el único que tenemos. No puedo quedarme con las manos cruzadas solo observando cómo se deteriora. Pienso en mis hijos, en sus hijos, y en los hijos de sus hijos y me siento responsable del hogar en el que hoy vivo y respiro, y que también será su hogar. No puedo ni siquiera imaginar que futuras generaciones al nacer tengan que morir :’( Por la irresponsabilidad de los gobiernos y de los personajes más poderosos del mundo, que solo piensan en sus propios intereses y no les importa nada más que el dinero y el poder inmediato que éste les da. Este tipo de personaje mezquino está destruyendo nuestro hogar, nuestro planeta, y a los seres que aquí viven.

El factor número 1 que está destruyendo nuestro hogar, son los combustibles fósiles que están acabando con nuestros ríos y océanos, nuestros árboles, y todo ser vivo. El petróleo por ejemplo es la principal causa por la que hay guerras, personas matando personas por los intereses de otras personas.

Hoy, 4 de marzo del 2017, dejo este mensaje para que recuerden lo que está pasando y sobretodo para que recuerden que somos más personas las que nos estamos uniendo, y estamos haciendo lo necesario para salvar el planeta. Y si tenemos que luchar contra nuestros propios gobiernos para salvar nuestro hogar, estén seguros de que así lo haremos, para que futuras generaciones puedan tener un lugar digno donde vivir. ¡Recuerden siempre! Que si queremos vivir, debemos vivir en comunión con la naturaleza, respetando nuestros lagos, ríos, océanos, árboles y animales. Todos vivimos en el mismo lugar y debemos cuidarnos mutuamente para existir.

Un acto en contra de la naturaleza y en contra de cualquier especia animal debe ser juzgado tan severamente como un acto en contra de otra persona o de la sociedad. Si una persona derriba un árbol, lo está matando. Que se les juzgue por asesinato. Si una persona o empresa queman árboles, se les juzgue con la misma severidad.

Vivamos bien, vivamos tranquilos, y en armonía con nuestro planeta. Mi lucha sigue y nunca dejaré de luchar por mi hogar y el de mis hijos y nietos y por las generaciones que sigan. Esto no se queda solo en un mensaje, esta es una lucha real desde mi hogar y hasta donde más pueda llegar. El cielo no es el límite. La mejor herencia que puedo dejar es un hogar donde puedan vivir.

Atentamente,

Kathy Arguello Flores

Nací el 21 de marzo del 1980. Hoy tengo 36 años. Soy madre soltera de tres hijos, el más grande se llama Diego. Tiene 19 años y estudia en la universidad. En de en medio se llama Rodrigo. Tiene 18 años y está terminando la prepa. En unos meses entrará a la universidad. La más pequeña se llama Kathy. Tiene 17 y está en el segundo año de prepa. Me divorcié en cuanto nació mi hija pequeña y vivimos con mis papas. Mi padre fue el padre de mis hijos, el ser humano más humano y sabio que he conocido. El nos dio todo el amor y el apoyo así como los valores del respeto por nuestro planeta. Fue un luchador incansable. Ayudaba a todas las personas cuando no tenían salida. Lucho en contra de los gobiernos y de los bancos que quieran dejar en la calle a muchas familias. Su nombre es Rubén Arguello Juárez. Murió el 19 de junio del 2014. Aún vivimos tristes. No hay día que no deje de pensarlo y de llorarle. Murió repentinamente. Nadie lo imaginó. Fue una sorpresa. No tuvo tiempo de hacer un testamento. Aún así agradezco la herencia de carácter que me dejó. Así como él me heredó la valentía por luchar por los más desprotegidos. Así yo hoy quiero dejar huella en mis hijos, y que luchen por nuestro hogar. Que al final de nuestros días es lo único verdadero que heredamos, el carácter para luchar, la humildad para diferenciar lo que en verdad tiene valor, como la tranquilidad, y el hogar en el que vivimos.

No hay sueño imposible. Si en verdad queremos algo y nos esforzamos, luchamos y trabajamos día a día para lograrlo, lo lograremos. Todo aquello que vale la pena en esta vida cuesta trabajo, y se requiere de mucho esfuerzo. Pero lo lograremos. Vale la pena todo esfuerzo para heredar un hogar digno donde vivir.

Les mando un abrazo muy fuerte quien se que esté leyendo este mensaje. Recuerde que hay que vivir en armonía con nuestro planeta y todo estará bien.

 

Share on:
 
Send Your Own Message

More Messages to the Future

 

Dear Rowan & Tristan,

I promise to do everything I can as a daughter to our great Mother Earth to protect her wildlife and trees.

 

To my beloved granddaughters, Margaret and Caroline,

Growing up in Germany, I often wondered what my parents had done to oppose the Nazi regime in the 1930’s that led to WWII.  I was so disappointed when I found out how passive they had been. For me, this was formative.

 

Dear Tomorrow,

No plastic straws, no water bottles, shop local, no meat.

 

Dearest Gray,

When I asked you why the purple Violet called to you, you told me it was “magic”. I hope that you can still find the magic of life. I hope, despite everything, it is still in abundance.

 

Querido amanhã,

Sempre é bom ajudar a natureza.

 

Dear friend,

I will fight for this cause and I will never ever give up because we, the youngsters, are the hope.

 

Dear girls,

I love you and I care deeply about your future.

 

Dear Ryan,

I hope that you start doing things that will help the world.

 

To my dear son,

Last year most of the world’s reefs turned white at some point, but because it was underwater you and your friends didn’t see.

 

My dear Honeys,

I think every parent believes that their child’s future is worth protecting – because I know the power of this force in me and what I am willing to do.

 

To my dear son Zac,

I promise to raise you as a loving-nature human.

 

Dear Levon,

I hope, as your father, I’ve done enough to instill within you how science is a wonderful adventure.

View All Messages

Send Your Own Message