Sent on by
Damelis Mercado
Send Your Own Message

Estimados jóvenes del futuro,

Les escribo esta carta para contarles una de mis mejores experiencias en el pasado, se que deben encontrarse muy ocupados y solicitados por el afán del día a día, lo irresistible que resulta la tecnología y la búsqueda infinita de encontrarle sentido a sus vidas; quizás para ustedes leer estas cuantas letras sea un acto demasiado aburrido pero les pido por favor no se abstengan de este privilegio que tanto amamos acá en el pasado.

Cuando yo tenia la edad de ustedes por allá en el los últimos años del siglo 20, uno de mis propósitos era conocer cada rinconcito de mi país y el mundo, ir a la playa y observar el atardecer eran uno de los actos majestuosos que me permitía la naturaleza, vivía capturando en fotografías la belleza de los animales, era inmensamente feliz cuando me encontraba rodeada de árboles grandes y verdes; cuando salía de paseo me topaba con muchas Florez, Florez naturales igual de coloridas y pomposas a las que ustedes tienen hoy en sus hogares hechas de plásticos, las que yo tocaba eran reales sus aromas eran puros, cálidos, dulces, frescos y ligeros, la textura de cada pétalo era increíblemente suave y los colores ellos transmitían pureza, inocencia, gratitud, lealtad, humildad, paz, amor y esperanza.

Yo en diferentes ocasiones adornaba mi cabello con muchas de ellas dependiendo del tono de color que llevara en mis labios, las amarillas siempre fueron mis favoritas.

se imaginan, en verdad fui parte de la naturaleza.

Desafortunadamente creo que a ustedes no les tocará del todo y eso es culpa del cambio climático, de seguro conocerán en fotografías todo lo que por mucho tiempo nos ofreció la naturaleza que existieron corales, ríos, nevados, bosques, manglares e infinitas especies de animales, que allá en el futuro solo se ven en videos.

También sabrán lo mucho que sufrimos viendo cómo desaparecían, sabrán todo lo que nos costó tratar de mitigar el efecto del calentamiento global, sabrán que nunca perdimos la esperanza, que cada día eran muchas más las personas que entendían lo que sucedía y empezaron a actuar con pequeñas acciones por grandes cambios; se que ustedes aún pueden seguir trabajando por lo que haya en el futuro queda de la naturaleza y en verdad hay mucho por hacer.

Sin más que decir amigos del futuro me despido de ustedes llena de esperanza.

Atentamente:

Una joven del pasado que espera haberles legado un mundo donde vale la pena vivir. 🌼

Share on:
 
Send Your Own Message

More Messages to the Future

 

dear tomorrow,

I hope that the state of the environment becomes a part of everyday discourse.

 

To my dear son,

Last year most of the world’s reefs turned white at some point, but because it was underwater you and your friends didn’t see.

 

Hey kiddo,

I’ll be here to tell you all the ways I have fought for the health of our home, and fought to protect all of the wide, open spaces for you to run in. When you’re old enough, we can fight together.

 

Dear Daughter,

I want you to be prepared for the world that the generations before you are creating for you. I love you Lucienne, and I will not give up. I will push you and teach you not to give up, either, even if others around you do.

 

Dear Lucy,

The clock ticks, time passes, and the earth and all of its inhabitants move closer to dangerous boundaries we can dimly discern but cannot see clearly.

 

To all the children of the future and those who love them,

While there is still breath in this body I will give of my soul and my time and energy to making the world a better place, for you, and all the beautiful living beings of this world.

 

My Dear Paloma,

I’m going to commit to raising you with your eyes open. Being aware as much as we can, how to better our environment together.

 

Dear Gabriel,

When the worst consequences of climate change still feel far away today, or the barriers to acting on climate change seem steep today, I do not think about today. I think about you, and your world when you are my age.

 

Dear Levon,

I hope, as your father, I’ve done enough to instill within you how science is a wonderful adventure.

 

To my grandchildren,

Ahora vivo en la ciudad de México y cuando debe de llover no llueve… cuando hace calor de verdad hace calor.

 

Dear Martje,

I promise to do my best and raise my voice to ensure a better future for you and our future kids!

 

To my fellow adventurers,

Don’t stop looking for adventures.

View All Messages

Send Your Own Message